Iniciar sesión

Blight [National Film and Television School] (2016)

Christopher GoodmanDirector
Kate WalsheDirectora

6 mins | Reino Unido | Inglés | IMDb

Blight (National Film and Television School, 2016)

Written and directed by Chris Goodman and Kate Walshe, "BLIGHT", based loosely on the ‘Colour out of Space' by H.P. Lovecraft (...) The film was made as part of the National Film and Television School’s Digital FX course in association with Gorton Studio. The students on the course had to create all of the practical and digital effects for a film of Chris and Kate’s devising. Made almost entirely by students from the National Film and Television School, the cinematography, art design, sound design, music composition, post-production and in particular the film’s creatures and prosthetic make-up effects are a testament to the warped minds of the students, gently guided by Chris and Kate.




Página 1
Gorgo Bibliotecario
29-04-2017 23:11

2540 mensajes

Este es recomendable. Eficaz y bien hecho para variar. Es casi como ver una escena de una película. Años 30. Estética lovecraftiana. Me gusta.

salino
30-04-2017 09:17 (editado 30-04-2017 10:43)

3752 mensajes
Twitter
↕ 10 horas ↕

Muy bueno. Gracias, Gorgo, por enseñarlo. Me gustó el último plano de la película (Plof) Jejheje

Edito

Por cierto, analizando un poco este corto se pueden sacar las bases de una buena partida de rol de los Mitos.

Me enrollaré ya que tengo tiempo

La historia, de 4 minutos, se puede dividir en su paradigma clásico: Presentación/ Nudo/ Desenlace. Lo narraré como si fuera una partida para mostrar la idea de lo que digo.

¡Spoiler!

Presentación:

El investigador llega a la casa.

Se presupone que el protagonista llega a la inhóspita granja contratado por algún familiar de la señora Geoffreys. Hace tiempo que nadie ve a la mujer ni al niño, solo al señor Geoffreys, el cual apenas sale de casa y desatiende los cultivos. Mr. Geoffreys se a vuelto un tipo huraño que aleja a las visitas con amenazas.

El escenario de la granja semiabandonado, lleno de vegetación, con un olor desagradable pone en situación al investigador. Genial el guiño de la fotografía de la familia al completo, imagen que ayuda a hacerse una idea de familia unida.

Nudo:

Recabando pistas

Las pistas que se pueden descubrir en el interior de la casa son el abandono absoluto y un diario a medio escribir que descansa sobre la mesa. En el diario, de manera enigmática, dice que "aquello" no es su mujer y que tiene que encerrarlo. Este punto funciona en un audiovisual de 4 minutos, pero en una partida debería ser menos esclarecedor. Algo así como: Ya no es la misma. Algo en mi cabeza me dice que tengo que matarla. Matar a mi propia esposa Eso daría más juego y crearía más intriga sobre el interrogante de la trama: ¿Dónde está la señora Geoffreys y su hijo? ¿Siguen con vida?

El As en la manga o "palanca de ritmo" es el ruido desde detrás de la puerta. Cuando la información aún no se ha asentado en el cerebro del investigador ¡Boom! Hacemos que la cosa se acelere al siguiente paso.

Desenlace:

Tras la puerta

Y aquí está el truco clásico para obtener el clímax. El investigador está a punto de desvelar el interrogante con un gesto tan simbólico como el abrir una puerta. La tensión está allí, creando ruidos extraños al otro lado en un escenario lleno de interrogantes; pero el clímax se consigue poniendo una barrera a la meta: el señor Geoffreys con un hacha. Para inclinar más la balanza, el señor Geoffreys tiene llagas en el rostro y la lengua tan hinchada que apenas puede balbucear unos sonidos guturales y monstruosos. Blanco y en botella. El señor Geoffreys es el malo de la película.

Tras el combate dejamos libre la meta y simulamos un final feliz, para luego darle la vuelta a la tortilla y sacudir unos puntos de cordura.

Todo ha sido dispuesto para crear este momento de clímax. Tras la puerta, en la penumbra, está la señora Geoffreys. Se nota que lleva varias semanas de cautiverio. Tiene las ropas andrajosas y llenas de mugre. El olor a animal enjaulado hace que se revuelva el estómago. Los sollozos de la mujer hacen bajar la guardia. Y... ¡Zaz! Tentáculo que te crió.

Como si ilumináramos la escena, todo se ve claro. Aquello no es la señora Geoffreys. Esparcidos por la habitación vemos los roídos huesos de su hijo y todas las piezas encajan, pero ya es demasiado tarde. Hemos liberado al Horror de la familia Geoffreys y matado a su centinela. El investigador pronto sentirá en sus carnes los síntomas del difunto señor Geoffreys, llagas en la piel y la lengua hinchada hasta sentir los dientes hacer palanca contra los labios, antes de perder la cordura y ser devorado vivo por tal aberración.

Total, es un esquema totalmente funcional para hacer un one shot con elementos clásicos. Con un poco de preparación ya tenemos lista una aventura de lo más divertida.

Olosta
30-04-2017 14:36

237 mensajes
Twitter
↕ 5 horas ↕
Tal como dijo salino aquí:

Muy bueno. Gracias, Gorgo, por enseñarlo. Me gustó el último plano de la película (Plof) Jejheje

Edito

Por cierto, analizando un poco este corto se pueden sacar las bases de una buena partida de rol de los Mitos.

Me enrollaré ya que tengo tiempo

La historia, de 4 minutos, se puede dividir en su paradigma clásico: Presentación/ Nudo/ Desenlace. Lo narraré como si fuera una partida para mostrar la idea de lo que digo.

¡Spoiler!

Presentación:

El investigador llega a la casa.

Se presupone que el protagonista llega a la inhóspita granja contratado por algún familiar de la señora Geoffreys. Hace tiempo que nadie ve a la mujer ni al niño, solo al señor Geoffreys, el cual apenas sale de casa y desatiende los cultivos. Mr. Geoffreys se a vuelto un tipo huraño que aleja a las visitas con amenazas.

El escenario de la granja semiabandonado, lleno de vegetación, con un olor desagradable pone en situación al investigador. Genial el guiño de la fotografía de la familia al completo, imagen que ayuda a hacerse una idea de familia unida.

Nudo:

Recabando pistas

Las pistas que se pueden descubrir en el interior de la casa son el abandono absoluto y un diario a medio escribir que descansa sobre la mesa. En el diario, de manera enigmática, dice que "aquello" no es su mujer y que tiene que encerrarlo. Este punto funciona en un audiovisual de 4 minutos, pero en una partida debería ser menos esclarecedor. Algo así como: Ya no es la misma. Algo en mi cabeza me dice que tengo que matarla. Matar a mi propia esposa Eso daría más juego y crearía más intriga sobre el interrogante de la trama: ¿Dónde está la señora Geoffreys y su hijo? ¿Siguen con vida?

El As en la manga o "palanca de ritmo" es el ruido desde detrás de la puerta. Cuando la información aún no se ha asentado en el cerebro del investigador ¡Boom! Hacemos que la cosa se acelere al siguiente paso.

Desenlace:

Tras la puerta

Y aquí está el truco clásico para obtener el clímax. El investigador está a punto de desvelar el interrogante con un gesto tan simbólico como el abrir una puerta. La tensión está allí, creando ruidos extraños al otro lado en un escenario lleno de interrogantes; pero el clímax se consigue poniendo una barrera a la meta: el señor Geoffreys con un hacha. Para inclinar más la balanza, el señor Geoffreys tiene llagas en el rostro y la lengua tan hinchada que apenas puede balbucear unos sonidos guturales y monstruosos. Blanco y en botella. El señor Geoffreys es el malo de la película.

Tras el combate dejamos libre la meta y simulamos un final feliz, para luego darle la vuelta a la tortilla y sacudir unos puntos de cordura.

Todo ha sido dispuesto para crear este momento de clímax. Tras la puerta, en la penumbra, está la señora Geoffreys. Se nota que lleva varias semanas de cautiverio. Tiene las ropas andrajosas y llenas de mugre. El olor a animal enjaulado hace que se revuelva el estómago. Los sollozos de la mujer hacen bajar la guardia. Y... ¡Zaz! Tentáculo que te crió.

Como si ilumináramos la escena, todo se ve claro. Aquello no es la señora Geoffreys. Esparcidos por la habitación vemos los roídos huesos de su hijo y todas las piezas encajan, pero ya es demasiado tarde. Hemos liberado al Horror de la familia Geoffreys y matado a su centinela. El investigador pronto sentirá en sus carnes los síntomas del difunto señor Geoffreys, llagas en la piel y la lengua hinchada hasta sentir los dientes hacer palanca contra los labios, antes de perder la cordura y ser devorado vivo por tal aberración.

Total, es un esquema totalmente funcional para hacer un one shot con elementos clásicos. Con un poco de preparación ya tenemos lista una aventura de lo más divertida.

No quiero ni leerlo por si te animas a dirigirlo en algún momento.

salino
30-04-2017 14:52

3752 mensajes
Twitter
↕ 16 minutos ↕

Bueno, no es que sea muy original, pero me la guardo para esas partidas exprés. De todas formas te animo a leerlo, Olosta. Para jugarla solo tengo que cambiar los ingredientes

Gorgo Bibliotecario
30-04-2017 23:52

2540 mensajes
↕ 9 horas ↕

Tal y como lo planteas, recuerda a ese clásico de la casa corbitt. Un par de pnjs, gancho inicial, biblioteca local y ya casi tienes una aventura de iniciación con resultado de muerte.

Página 1

Nueva opinión



Twittear
Blight [National Film and Television School]

Inglés, 2016
Corto, Mitos

6.67

Etiquetas
The Colour Out of Space ●●

Opiniones (5)
Últimos mensajes Feed
Hoy a las 10:20: Mensaje de bocatrapa en Hojas de Personaje (sección de Ampliaciones)

Hoy a las 04:40: Mensaje de Eklab en Vuelvo a CthulhuTech y por FantasyGrounds (foro de Mitos de Cthulhu)

Ayer a las 20:14: Mensaje de Whagan en Legendoides de Nyarlathotep (foro de Partidas)

Ayer a las 13:52: Mensaje de JonathanStrange en Thomas Ligotti (sección de Biblioteca)

Ayer a las 09:43: Mensaje de Esculapio0 en Juegos con "atmósfera lovecraftiana" pero no necesariamente "cthuloideos" (foro de Mitos de Cthulhu)