Iniciar sesión

Un hombre, en un acantilado, mirando hacia el mar

Volver al foro de Mitos de Cthulhu



Pág. 22/22
Whagan
22-08-2017 17:46

1365 mensajes
Correo

Si bien el juego tuvo su gracia en su momento para mi la perdió hace ya varias semanas con tanto marear la perdiz.

En cuanto a las historias "colaborativas", lo siento, pero no creo en ellas. Para mí lo crucial en cualquier relato es el desenlace, y veo complicado llegar a un gran final o hilar un argumento enrevesado de manera "casual", aunque haya una premisa común de antemano. No digo que no pueda salir algo curioso u original, pero difícilmente algo realmente bueno. También es muy probable que esté equivocado, ya que yo no entiendo un pimiento de escribir... Pero es lo que pienso.

Entropía
22-08-2017 18:04

12220 mensajes
Correo Twitter Web
↕ 17 minutos ↕

Yo tampoco sé escribir, pero estoy de acuerdo con Whagan, veo complicado que salga algo bueno de la creación colectiva. Poder puede, como de los monos tecleando, pero más por casualidad que otra cosa.

Saludos,

Entro

AZ
22-08-2017 18:20

1563 mensajes
Correo
↕ 16 minutos ↕

Pequeño esquema de lo que aparece en el vídeo

Cuando improvisamos hay cuatro pilares que deberían respetarse:

1) Confiar en la propuesta del otro, siempre y a rajatabla.

2) Aceptar todo lo que me propone el otro, lo acepto, no lo niego.

Ejemplo: Si alguien dice “Mira, te traje la libreta”, no podríamos decir “No, no la quiero”.

3) Escuchar lo que el otro dice, y no sólo las palabras, sino también por ejemplo sus emociones. Eso condicionará nuestras acciones.

4) Estar predispuesto al error. Es el más importante, ya que nos permite accionar, y la acción es lo más importante. Me atreveré a actuar sin miedo a equivocarme, porque el error está permitido, porque no es algo malo, sino como un accidente que no estaba previsto, lo imprevisto que aporta tensión y hace vivo el teatro.

Crear ideas en vivo, es improvisar. No pienso las ideas: La acción antecede a la idea.

¿Qué mata a la idea?

La ansiedad: No estar en el presente, estar pensando en cómo va a terminar, o en que le guste al público, o pensar en la otra historia. Todo esto mata a la idea presente.

El Miedo: Si tengo miedo a proponer, la idea no aparece. El miedo aparece por la falta de confianza, de ahí que esta sea un pilar básico.

Otra idea: Alguien con más estatus propone otra idea (ejemplo del mundo empresarial en el que hay que convencer al jefe de que la idea es buena). Todos deberían tener el mismo estatus, para que la idea se cree entre todos. No hay una “Gran Idea”.

Falta de concisión: Que la idea no sea clara o concisa hace que esta se diluya; no es idea. Cerrando o acotando la idea ayudamos al compañero a continuar aportando.

Las preguntas: Propón algo con tus acciones, y haz que aporte información. Las preguntas genéricas del tipo “¿Qué haces?” dejan este trabajo a la respuesta.

¿Qué favorece la idea, o que esta llegue?

Tomar decisiones: Acotar las cosas, concretando la idea.

Desprenderte de la idea: Cuando esta ya no valga, o si su momento ha pasado.

Compartidas: No apropiarse de las ideas que surgen. Las ideas son de todos.

Confianza: Para poder proponer ideas.

Espontaneidad: Hay que estar conectado con el presente, para que la idea sea espontánea.

El actor responde las preguntas del espectador, que son las preguntas que propone la escena. Se buscan las preguntas importantes que la escena plantea, y el actor las responde actuando.

Abrir una historia puede verse como una gran responsabilidad, aunque en realidad no lo es tanto si tenemos en cuenta que al principio no hay idea.

Más adelante, vendrán mis comentarios a sus comentarios, y aclaraciones acerca de la puesta en escena. Expláyense libremente.

salino
22-08-2017 19:50

2616 mensajes
Correo Twitter
↕ 1 hora ↕
Tal como dijo Whagan aquí:

Si bien el juego tuvo su gracia en su momento para mi la perdió hace ya varias semanas con tanto marear la perdiz.

En cuanto a las historias "colaborativas", lo siento, pero no creo en ellas. Para mí lo crucial en cualquier relato es el desenlace, y veo complicado llegar a un gran final o hilar un argumento enrevesado de manera "casual", aunque haya una premisa común de antemano. No digo que no pueda salir algo curioso u original, pero difícilmente algo realmente bueno. También es muy probable que esté equivocado, ya que yo no entiendo un pimiento de escribir... Pero es lo que pienso.

Sí, y creo que sé lo que ocurre con este tipo de juegos, visto desde un contexto literario: contar una historia.

Perdonad que me enrolle un poco.

Una vez le contaba a una niña de 3 años "El libro de la selva" esperando que su madre terminara de llegar. El tema es que calculé mal el tiempo y corté la historia dejando fuera el combate de Mowgli con Serkan: Mowgli dejó a sus hermanos lobos y volvió a la ciudad de los hombres. La niña, de tres años, me preguntó por el tigre al final de la historia. Me recriminó el no haber terminado la historia de manera clásica: presentación, nudo, desenlace. Y, sin haber escuchado jamás esa historia, se dio cuenta de que las piezas dejaban huecos sin cerrar en ese cuento.

Con esto quiero decir que hasta un niño de tres años (y tal vez ellos mejor que nadie ya que están más acostumbrados a vivir las historias) se daría cuenta del fallo de estas historias improvisadas. No están bien medidas. No cierran, dejan cabos sueltos y no respetan el momento del clímax, solo crean una montaña rusa que no termina jamás.

AZ habla de 4 pilares donde hacen equilibrios dos actores improvisando escena tras escena sin medir esa tensión y cierre de una historia que he comentado. Sí, ya sé que una historia no tiene por qué centrarse en un paradigma clásico de estructura, pero solo las geniales historias salen de ese clasicismo.

Es más. Se habla de confianza entre los actores, y la confianza se labra a través de la experiencia compartida. De hecho un equipo de improvisación (y muchos me lo han comentado) no nace, si no se hace. Me refiero que puede ser divertido improvisar, pero el resultado fuera de nuestras cabezas, a ojos del público, es incoherente. A no ser que ese equipo cuente los tiempos y esté entrenado para usar esa creatividad improvisada bajo unas riendas.

Lamentablemente es difícil congeniar con alguien para crear una historia a cuatro manos, sobre todo cuando carece de un objetivo compacto.

Pasarlo bien está genial, pero crear buenas historias no tiene nada que ver con ideas geniales. O eso creo yo. El resultado puede ser muy imaginativo, original, fresco, pero descompensado y con flecos sueltos.

Todos hemos sido educados según el paradigma clásico de las historias y no estaremos satisfechos hasta escuchar como Mowgli combate sus miedos con el único arma que lo hace especial.

AZ
22-08-2017 20:00

1563 mensajes
Correo
↕ 9 minutos ↕
Tal como dijo salino aquí:

AZ habla de 4 pilares donde hacen equilibrios dos actores improvisando escena tras escena sin medir esa tensión y cierre de una historia que he comentado. Sí, ya sé que una historia no tiene por qué centrarse en un paradigma clásico de estructura, pero solo las geniales historias salen de ese clasicismo.

Por alusiones: Ese mensaje aunque no está metido en un cajetín de "cita" es básicamente un script de lo que se comenta en el vídeo, que por otro lado me encanta. Recordemos que el vídeo es de improvisación teatral, muy gestual, y la extrapolación a literatura o rol la he hecho yo alegremente.

Tal como dijo Alejandro Dolina:

"La buena improvisación tiene mucho rigor, si no, es un delirio" .- Alejandro Dolina

salino
22-08-2017 20:20

2616 mensajes
Correo Twitter
↕ 20 minutos ↕

Bueno, la dramaturgia, el rol y la literatura beben de las mismas fuentes. Como ya he dicho, creo (o lo aclaro), me parece una idea genial tener en cuenta esos "pilares" a la hora de interpretar nuestros pjs. Da mucha vida a la partida.

Hace poco comenté, con Fran en una charla, que uno se divierte más si hace de personaje secundario apoyando las locas ideas del grupo central de personajes jugadores. Eso da confianza a las ideas y te da tiempo a darle la vuelta de tuerca a las ideas ajenas que necesita la originalidad.

AZ
22-08-2017 23:00

1563 mensajes
Correo
↕ 2 horas ↕

Si han visto ustedes el vídeo aclaratorio, se habrán dado cuenta de que había algo detrás de "Un hombre, en un acantilado, mirando hacia el mar". ¿Qué era exactamente? Varias cosas:

En primer lugar, pretendía ser una carta de presentación para este vídeo, que me parece una joya en varios aspectos.

En segundo lugar, un juego para entretenerlos a ustedes en estos días de ocio veraniego. Unos días después de comenzar, comentándo el hilo con fran por skype, nos habló a trapalanda y a mi acerca del juego Black Stories que va un poco de esto mismo de hacer preguntas de si y no.

En tercer lugar, un experimento para ver la capacidad de este sistema de preguntas con respuesta de tipo "si/no" para generar argumentos básicos, con los que crear historias. Lo curioso es que muchas de las clásicas CASI encajaban, para desesperación de algunos, y en todo caso nos ha servido para leer o releer alguno de los imprescindibles como La nave blanca o Celephais.

En cuarto lugar, una invitación para intentar que al final de este hilo escribiéramos relatos basados en este trasfondo que nos han dado las preguntas. De ahí mi insistencia en que si no conocían el relato lovecraftiano en cuestión, aportaran ustedes una idea de qué podía estar pasando.

Las geniales respuestas en esta línea de Sr. Perro (aquí), Entwistle (aquí y aquí), Gorgo (aquí), Neddam (aquí), Frini (aquí), lesser_evil (aquí) o Whagan antes de aburrirse (aquí), les obligan.

¡No dejen que estas historias que quieren salir de ahí se queden sin contar! Es su responsabilidad para con la historia de la literatura.

De hecho, ha sido el hilo Club de escritura lovecraftiana de Salino el que ha precipitado el desenlace de este, por aquello de ver si pudiéramos conjuntarlos, tomando como premisa las preguntas de este. Mi intención al fin y al cabo era alargar el desenlace aún más. ¿Por qué? La respuesta en el punto quinto.

En quinto lugar, pretendía hacerles vivir, más que notar pues seguramente ya lo saben ustedes, la importancia de la puesta en escena. Por un lado vimos como la expectativa de un mensaje que iba a ser publicado a las doce de la noche y borrado cinco minutos después congregó a buen número de habituales para asistir a la cita. Ahí estuvo esa intriga y sensación de urgencia que obliga a nuestros dedos a pasar una página más de la que nuestros párpados desean, en esas noches de lectura intempestiva.

Publico aquí el mensaje borrado en su día tras los cinco minutos, sorprendido de que nadie lo re-publicara en su momento. Son ustedes una gente muy atenta:

Tal como dijo AZ, en su fraudulento mensaje de medianoche, eliminado tal como avisó, cinco minutos después:

El relato pertenece a un autor poco conocido, de origen armenio, que emigró con su familia a Estados Unidos huyendo del genocidio a manos de los turcos en 1918. Allí fue donde se aficionó a los escritos de fantasía y terror de diversos folletines, y a las historietas cómicas de los periódicos.

El caso de Vartan Baghdasarian es una rareza, pues convertido ya de adulto en un convencido patriota, optó por volver a su Erevan natal veinte años después de que sus padres lo llevaran a cruzar el mundo, ahora con nacionalidad norteamericana.

Vivió allí la disolución de la República de Transcaucasia asistiendo a la formación de la República de Armenia, dentro aún de la URSS. Fue la Segunda Guerra Mundial y no una enfermedad la que segó la vida de este joven autor, pocos años después de llegar.

Su obra, muy poca y al parecer de escaso valor literario, fue escrita integramente en armenio occidental. Formada principalmente por ensayos de corte nacionalista acerca del futuro de Armenia quedó durante mucho tiempo relegada al olvido, y hay quien ha visto en esto la mano firme de las autoridades soviéticas, poco amigas de los panfletos nacionalistas y las obras de ficción. La rara avis de su obra es un relato corto de ficción, al parecer basado en la obra de lovecraft y la única novela de Poe.

Se trata de (disculpen la traducción) de "Un hombre, en un acantilado, mirando al mar", mezcla de aventuras marinas e impregnada del espíritu lovecraftiano.

Estoy ultimando una traducción, que les ofreceré en breve, aunque sus derechos de autor no han expirado.

Y del otro lado de la puesta en escena, la tensión del misterio que alargado (en el caso de este hilo de manera forzada para desesperación de Whagan) pierde fuerza hasta hacer que algunas buenas historias se vuelvan aburridas por la forma de contarlas.

Aquí no puedo dejar de citar el libro Cuéntalo bien, de Ana Sanz Magallón (incomprensiblemente sigo sin cobrar por publicitarlo):

Tal como dijo Ana Sanz Magallón, en su libro Cuéntalo bien:

Hay buenas y malas historias. Generalmente, las experiencias de tu amigo el reportero de guerra son más interesantes que las de tu amigo el cobrador del peaje, y por eso en una cena todos quieren que hable el reportero de guerra. Pero no siempre es así, porque también hay buenos y malos narradores.

Si vas a cenar con dos cobradores de un peaje que acaban de tener exactamente la misma experiencia y la cuentan, puede que con uno de ellos te mueras de la risa y que al otro te den ganas de amordazarlo.

Dicen lo mismo, pero de distinta forma. Por eso un cobrador de peaje le suele pedir al otro: "Cuéntalo tú, que tienes más gracia".

En sexto lugar, un desafío para obligarme yo mismo a escribir una historia a partir de las preguntas, y presentarla primero para animar al resto a participar bajo el seudónimo de Vartan Baghdasarian, nombre que se me ocurrió porque es el apellido de una amiga de hace mucho tiempo y un nombre común que no era de los de su familia. La historia de este alter ego era parte de la ficción, pero me sorprendí cuando trapalanda, Frini y Entropía me descubrieron que ya existía un personaje de ficción con este nombre: Enciclopedia de los mitos, Transcaucasia en leyenda.net, Cronograma de los mitos en yog-sothoth.com. Es la magia de las coincidencias.

Por desgracia, la historia que pretendía ser corta se me fue alargando varios folios, y he preferido desvelar el secreto de este hilo sin ella, porque al fin y al cabo sólo era para animaros a escribir vuestras historias y ya pondré por aquí cuando acabe.

Así que, ¿qué me dicen? ¿Se animan a dar forma a esas historias que ya han esbozado para un hombre en un acantilado? Podemos tomarlo como leitmotiv para el Club de escritura lovecraftiana que ha organizado Salino y continuar allí mismo, dejando este hilo para las discusiones teóricas que quieran a bien sostener acerca de la interpretación, la dirección, la creación de historias, y la colectivización de la creatividad.

Gracias por haber seguido este hilo. Sois bastante majos. Hasta Whagan. ^.^

Whagan
22-08-2017 23:15

1365 mensajes
Correo
↕ 14 minutos ↕
Tal como dijo AZ:

Gracias por haber seguido este hilo. Sois bastante majos. Hasta Whagan. ^.^

Dices éso porque no me conoces en persona

Aunque tu intención es buena mi talento para escribir es aproximadamente el mismo que el de un geranio, por lo que dejo el desarrollo de los relatos a gente más ducha y que se frustre menos que yo delante de una hoja en blanco.

Veremos que sale del "taller de escritura", más me he apuntado a modo de ejercicio y espero recibir algún consejo antes de ponerme manos a la obra, ya que si no puede salir un engendro de proporciones "ciclópeas".

Saludos.

Frini
23-08-2017 09:14

1291 mensajes
Correo
↕ 9 horas ↕

¿También tenias predeterminadas las respuestas si o no?

AZ
23-08-2017 09:31

1563 mensajes
Correo
↕ 16 minutos ↕

En efecto, Frini. Si te das cuenta, las dos tandas de preguntas siguen el mismo patrón: No-Si-No-Si-Si-No-No-Si-Si-No

Tal como dijo AZ aquí:

¿Ve algo cerca de la costa o en lontananza? No.

¿Esta vivo? (Lo que se entiende por "vivo" según el orden natural de las cosas) Si.

La costa que mira, ¿Es la de nueva Inglaterra? No.

¿Porta algo en sus manos? Si.

Lo que porta en sus manos, ¿es translúcido? Si.

El hombre, ¿Va bien vestido? No.

¿Alguien se ha tirado por el acantilado? No.

¿Tiene el hombre intención de tirarse por el acantilado? Si.

¿Está el hombre soñando? Si.

¿El hombre es un farero? No.

..................................

Si se lanzara al vacío, ¿despertaría? No.

El hombre ¿ha perdido recientemente a alguien amado? Si.

El hombre, ¿ha perdido a su esposa? No.

A su espalda, ¿Se alza un pueblo y la casa donde nació? Si.

¿Está sólo? Si.

El acantilado, ¿está en nuestro planeta? No.

¿Está loco? No.

¿Ha perdido a su hijo? Si.

¿Si se tira del acantilado recuperará a su hijo? Si.

Ese hombre misterioso,¿suele tener sueños muy vívidos causados por el opio? No.

Que es el mismo que utiliza este hombre en el vídeo (si bien en la captura de pantalla, la última respuesta que tiene anotada es un Si, en el video él dice No, y es el patrón que he utilizado). Es decir, la historia la decidisteis vosotros sin saberlo, no yo, que es la gracia del experimento :D

https://www.youtube.com/watch?v=rrr1x8_Umcw

Pág. 22/22

Nueva opinión



Twittear Google+
Un hombre, en un acantilado, mirando hacia el marEn Leyenda.net: Un hombre, en un acantilado, mirando hacia el mar
Un hombre, en un acantilado, mirando hacia el mar

Opiniones (215)
En Leyenda.net
Últimos mensajes Feed
Hoy a las 20:24: Mensaje de lesser_evil en The Keepers of the Woods (sección de Biblioteca)

Hoy a las 19:52: Mensaje de lesser_evil en La llamada de Cthulhu y el novato (foro de Mitos de Cthulhu)

Hoy a las 19:40: Mensaje de Brián en World War Cthulhu Cold War: Covert Actions (sección de Biblioteca)

Hoy a las 18:22: Mensaje de Anakleto en Kickstarter & otros fundraising (foro de Mitos de Cthulhu)

Hoy a las 16:23: Mensaje de salino en Fontenebra: Cajón de sastre (foro de Mitos de Cthulhu)