Iniciar sesión

Las máscaras de Nyarlathotep. Diario de sesiones (GdlA Entwistle)

Volver al foro de Mitos de Cthulhu



Página 1/2
Entwistle Bibliotecario
28-08-2019 13:39 (editado 28-08-2019 18:30)

5258 mensajes
Twitter Web

Ayer tuvo lugar la primera sesión de LMdN con mi grupo de juego. He pensado, si no hay inconveniente, en dejar por aquí el Diario de Sesiones con un doble motivo: En primer lugar, llevar un registro de la campaña en un lugar que sepa que no voy a despistar; en segundo, proporcionar a los lectores algo de entretenimiento y la posibilidad de comentar el desarrollo de la historia.

INVESTIGADORES

Amanda, 30 años. Periodista. Trabaja en la columna de ecos de sociedad de una publicación, encantándole airear trapos sucios. Buena amiga de Jackson Elías, se conocieron en ámbitos periodísticos hace algunos años.

Steve, 21 años. Estudiante de egiptología. Joven promesa de la arqueología neoyorkina, su edad no ha sido obstáculo para ganar una beca en la universidad y comenzar a vislumbrar su pasión.

Drake, 30 años. Investigador privado. Hijo de un policía corrupto, se trata de un hombre rudo y pragmático.

La piedra angular del grupo de investigadores es Amanda, que ya conocía a Drake de algún encargo de huelebraguetas que desembocó en una sorprendente amistad. El joven Steve fue reclutado durante las investigaciones previas sobre la Expedición Carlyle, en la Universidad de Nueva York donde amanda buscó más información sobre los objetivos de la expedición.

Así las cosas, el 3 de enero Amanda recibió un telegrama de Jackson Elías, emplazándola a una reunión el 15 de enero. Durante esa semana larga Amanda se reunió con sus compañeros y se dedicaron a recabar la información aparecida en prensa sobre la expedición Carlyle y su trágico final.

¡Spoiler!

Tarde del 15 de enero.

El 15 de enero acuden a la cita. Drake, previsor, se dirige a una cafetería frente al hotel Chelsea a las 19:30 de la tarde, desde donde alcanzó a ver aun Jackson Elías entrando apresuradamente al hotel. Iba solo. Media hora después, el equipo se encuentra y entran al Chelsea. Preguntan en recepción, desde donde llaman a Jackson Elías (Drake se da cuenta de que el recepcionista marca el 410). Nadie contesta, así que Amanda y Drake, con la excusa de ir al servicio, se escabullen hasta las escaleras y suben hasta la 4ª planta. Steve se queda abajo.

Una vez en la puerta de la 410, escuchan pasos en el interior de la habitación de más de una persona. Ante esa tesitura, Amanda decide forzar sigilosamente la puerta. Al abrirla, ven la habitación en penumbra y la inconfundible silueta de dos personas registrándolo todo. Drake, tan sigilosamente como puede, saca su revólver y se dirige al hombre más cercano, viendo que es de raza negra. Lleva un llamativo y repulsivo gorro. Comete un error al acercarse demasiado, con lo que el otro se da cuenta de su presencia y se lanza hacia el empuñando un gran machete. El otro tipo, este con aspecto de neoyorkino desharrapado, se une a la refriega. Amanda, aterrada, alcanza a sacar la pequeña navaja que siempre lleva en su bolso. Todo sucede muy rápido: Intentos de inmovilización, un disparo que pasa rozando una oreja, un machetazo fallido que pasa a medio centímetro del brazo de Drake y un desesperado navajazo que Amanda lanza contra el incursor neoyorkino. El hombre negro termina recibiendo un formidable disparo entre ceja y ceja que le deja en el sitio. En este momento, el otro asaltante queda en minoría y se ve acorralado. A la desesperada, se lanza contra Amanda con ánimo de asestarle un tajo en la cabeza. Drake, para evitarlo y con ánimo de derribarlo, apunta a la pierna y dispara, con tan mala suerte que el disparo perfora la femoral, haciendo que el desgraciado muera desangrado.

Con todo el jaleo el joven Steve llega a la habitación, mientras sus compañeros se afanan en registrar los cuerpos de los agresores, encontrando diversa documentación de interés. Es entonces cuando se preguntan por Jackson. Apenas un par de pasos bastan para descubrir el cadáver destripado del escritor, al que esos sádicos han grabado a cuchillo una extraña marca en la frente. En ese momento, entre los gritos de los horrorizados huéspedes, se abre paso hasta la habitación el teniente Martin Poole, de homicidios.

Neddam Bibliotecario
28-08-2019 13:47

15892 mensajes
Twitter Web
↕ 8 minutos ↕

¿La estás dirigiendo con 6ª?

Entwistle Bibliotecario
28-08-2019 13:57 (editado 28-08-2019 18:32)

5258 mensajes
Twitter Web
↕ 9 minutos ↕
Tal como dijo Neddam aquí:

¿La estás dirigiendo con 6ª?

Con 7a/PULP. Lo de PULP lo pensaba desde que se confirmó que serían 3 jugadores, y me terminaron de convencer Escu y su colega.

Aquí un comentario sobre algo que estoy rumiando para un capítulo de la campaña:

¡Spoiler!

Mi versión de la campaña es la de Edge, si te referías a eso (aunque creo que voy a usar lo del Transmogrificador, me parece que hay que perfilar un poco más lo de Huston en Pnakotos para que también pueda ir bien como clímax.

Y aquí seguimos con el desarrollo:

¡Spoiler!

El tte. Poole les interroga en la escena del crimen. Desde un primer momento queda claro que tanto ellos como el infortunado señor Elías son víctimas de una brutal agresión y que, actuando en legítima defensa, han hecho lo necesario para salvaguardar su integridad. El tte. les solicita que no se alejen mucho durante unos días por si se les requiere para volver a declarar o para pedir más detalles. Como de pasada, Poole les comenta que deberían andarse con cuidado, ya que no se trata del primer asesinato de esas características que tiene lugar en los últimos tiempos, y les confirma que la policía trabaja para poder llevar a término estos oscuros sucesos.

Cuando el teniente les deja marchar, los investigadores se van a casa de Drake a tratar de calmarse, al tiempo que intentan ordenar sus ideas y trazan un plan para el día siguiente. El joven Steve hablará con su superior en la universidad sobre el profesor Cowles, cuyo anuncio de una conferencia sobre sectas polinesias hallaron en la habitación 410. Drake se decide a visitar Importaciones Emerson, y Amanda se reunirá con Jonah Kensington, otrora editor de Elías y conocido común.

Editado:

16 de enero. Mañana.

Drake se dirige a los muelles del Hudson, donde no tarda en llegar a Importaciones Emerson. El señor Arthur Emerson le recibe fumando en su pipa tras una montaña de papeles en la oficina anexa al almacén. Drake entra en la oficina, no sin antes acercarse a ver alguna de las cajas del almacén. Las etiquetas muestran una gran variedad de productos de la más variopinta procedencia. Ya reunido con Emerson, Drake le enseña la tarjeta que encontraron en la habitación 410, con el nombre SILAS N'KWANE caligrafiado en ella. Emerson le pregunta cómo consiguió la tarjeta, a lo que Drake le responde que la obtuvo de Jackson Elías. Entonces Emerson cuenta que ya le dijo a Elías que no era recomendable relacionarse con ese turbio negocio de Harlem, frecuentado por negros y otras gentes de mal vivir: La casa del Ju-Ju. El tal Silas es el propietario, y recibe mercancía procedente de Kenia de un tal Sinhj. Emerson no tiene tiempo para mucho más, así que se despide cordialmente de Drake y vuelve a su trabajo.

Mientras tanto, el joven Steve acude a la Universidad donde le pregunta a su director de tesis acerca de la conferencia del profesor Cowles. Su director le comenta que Cowles es australiano y que al parecer disfruta de una estancia en la Universidad del Miskatonic en Arkham. Lamentablemente, ha vuelto a Arkham esa misma mañana, por lo que Steve no puede reunirse con el sabio. Al parecer la conferencia fue un éxito de asistencia, pero el director de Steve no puede darle más detalles ya que no tuvo el gusto de asistir.

Amanda se acerca a Prospero House, en Manhattan. Allí se encuentra con el sr. Kensington, que muda de la dicha por encontrarse con la mujer al desconsolado pesar con el que recibe la noticia de la macabra muerte de Elías. Amanda le interrumpe de sus pensamientos, escuchándole murmurar cosas como "sabía que tarde o temprano algo así le pasaría". Entonces comienza a contarle a Amanda lo que sabe sobre el último trabajo de Elías: La funesta carta en la que Elías le anunciaba sus intenciones de desentrañar la verdad sobre la expedición Carlyle y publicar un superventas con la historia; las gozosas notas de Kenia que hablaban sobre dioses hechos de viento negro y antiguos cultos rehuídos por los nativos, adornados con los insidiosos testimonios sobre la extrañeza de la masacre y la posibilidad de que algún miembro sobreviviera (alguien afirma haberse encontrado con Brady en Hong Kong en 1923, por ejemplo). Después le enseñó, no sin reservas, el desconcertante telegrama y las notas enviadas desde Londres, ciudad en la que además proporciona un par de contactos a Amanda. Tras la abrumadora cantidad de información recibida, Amanda emplaza a Kensington a verse en el próximo funeral de Elías, despidiéndose del apesadumbrado editor.

Tillinghast Bibliotecario
28-08-2019 17:50

5119 mensajes
↕ 3 horas ↕

Yo propongo que lo que es diario propiamente dicho lo pongas como SPOILER

Por lo demás, genial iniciativa

Entwistle Bibliotecario
28-08-2019 18:33

5258 mensajes
Twitter Web
↕ 42 minutos ↕

Pues menos mal que me lo has recordado, porque pensaba hacerlo pero se me ha ido el santo al cielo.

Whagan
28-08-2019 21:01

2520 mensajes
↕ 2 horas ↕

Muy chulo Ent. Aunque viendo lo armados que van la cosa puede acabar como el rosario de la aurora, por mucho Pulp que haya.

Neddam Bibliotecario
29-08-2019 08:44

15892 mensajes
Twitter Web
↕ 11 horas ↕

Seguiremos con interés la crónica, a ver lo que duran...

Entwistle Bibliotecario
29-08-2019 13:34

5258 mensajes
Twitter Web
↕ 4 horas ↕

Espero estar a la altura.

Tal como dijo Whagan aquí:

Aunque viendo lo armados que van la cosa puede acabar como el rosario de la aurora, por mucho Pulp que haya.

La verdad es que tampoco van tan pertrechados. El detective lleva su revólver y la periodista lleva una pequeña navaja (de las de 1d3) en el bolso. Más allá están vendidos,

¡Spoiler!

...pero lo cierto es que en la 410 tuvieron mucha suerte. Drake sacó dos éxitos extremos con el revólver en dos turnos consecutivos.

Seguimos:

¡Spoiler!

16 de enero. Tarde.

Tras encontrarse para almorzar y poner en común la información recibida, el grupo de investigadores decide que el siguiente paso a dar es visitar la Casa del Ju-Ju, aunque Drake comenta que habría que buscar información sobre la mansión Carlyle para, con nocturnidad, tratar de buscar esos libros en la caja fuerte que Elías mencionaba.

Al llegar a Harlem no tardan mucho en llegar a la esquina de Lexington Av. con la 137; allí, ven el pequeño callejón rotulado como Ransom Court y el patio al que se abre la Casa del Ju-Ju, situada frente a lo que parece un local abandonado. Al acercarse al escaparate ven lo que parecen artefactos tribales africanos, pero les resulta imposible atisbar nada del interior por estar tapado con gruesas cortinas. Al acceder suena una campanita, y un par de clientes de la tienda echan un vistazo a los recién llegados. Uno de los clientes, negro, les mira con gran extrañeza, como preguntándose qué podrían necesitar de allí. El dependiente les saluda con un buenas tardes. Cuando el grupo se acerca, se presenta como Silas, el propietario. Los investigadores se fijan en el polvo acumulado y en el reducido tamaño de la tienducha. Comienzan preguntando si los objetos a la venta son genuinos o, por contra, son falsificaciones. Con un gran gesto de ofensa Silas les dice que todo es material original importado desde su Kenia natal. Durante un momento en el que se inclina sobre el mostrador para hacerles admirar el fino arte de una especie de friso de ébano, el joven Steve se da cuenta de que Silas lleva una llave de un tamaño respetable colgada del cuello. A continuación le preguntan por Jackson Elías, al que afirma desconocer, así como acerca de la expedición Carlyle. Al ser keniata le piden su opinión sobre las declaraciones de las tribus kikuyu que vieron en las noticias (también le preguntan si él mismo es kikuyu), a lo que Silas responde afirmando que no se debe dar demasiado crédito a las viejas leyendas y supersticiones de sus compatriotas menos civilizados que permanecen anclados en el modo de vida tradicional.

La conversación se mantiene en términos amistosos hasta que Drake, haciendo gala de su ímpetu, saca su revólver increpándole al anciano Silas que no se fia de él. Silas les pide en ese momento que se marchen, que las amenazas están fuera de lugar en su tienda; acto seguido, entran en el local un par de formidables hombres, también de rasgos africanos, ofreciéndose de modo coercitivo a acompañar al grupo hacia la puerta. Mientras el joven Steve increpa a Drake su absurda actuación, Amanda intenta salvar los muebles dejando una tarjeta de visita a Silas al tiempo que se excusa por el comportamiento del investigador privado.

lesser_evil
29-08-2019 13:45

1324 mensajes
Web
↕ 11 minutos ↕

La verdad, qué envidia, hace tantos años que la jugué, y qué recuerdos. Habrá que ir leyendo este hilo.

Entwistle Bibliotecario
13-09-2019 10:35

5258 mensajes
Twitter Web
↕ 14 días ↕

Esta tarde es la segunda sesión. Ya os contaré.

Página 1/2

Nueva opinión



Twittear
Las máscaras de Nyarlathotep. Diario de sesiones (GdlA Entwistle)

Opiniones (19)
En Leyenda.net
Últimos mensajes Feed
Hoy a las 10:52: Mensaje de Frini en Bienvenidos a Leyenda.net (foro de Leyenda.net)

Ayer a las 23:15: Mensaje de Brián en Golden Goblin Press (sección de Noticias)

Ayer a las 19:38: Mensaje de Héctor en Kickstarter & otros fundraising (foro de Mitos de Cthulhu)

Ayer a las 17:51: Mensaje de Sr.Perro en New Comet Games (sección de Biblioteca)

Ayer a las 00:35: Mensaje de RandalThorres en Incidente del Paso Dyatlov (foro de Partidas)